Canon EOS 1300D
CANON EOS 1300D

Canon EOS 1300D

Cuando Canon lanzó al mercado la EOS 1300D, todos vimos muy claras sus intenciones: conquistar el mercado de las cámaras réflex para principiantes, por medio de uno de los modelos de réflex más baratos que se pueden encontrar en el mercado.

Y es que la Canon EOS 1300D es una cámará réflex digital por menos de 400 euros. Sí, sí, has leído bien… Lo que durante años fue una utopía o un sueño lejano, se hizo realidad gracias a este modelo: una forma económica de adentrarse en el fascinante mundo de la fotografía réflex.

Canon 1300D – Características

Su bajo precio nos llevaría a pensar que las prestaciones de esta cámara son reducidas y, en efecto, como es lógico, las especificaciones técnicas de la Canon 1300D no pueden compararse con las de las cámaras réflex más avanzadas, pero recordemos que estamos ante un modelo que cuesta MUCHO menos dinero y que ese es su gran atractivo.

Echando un vistazo a los números de la cámara, veremos que sus prestaciones son más que correctas para lo que tenemos entre manos, que no es otra cosa que una cámara réflex de iniciación para principiantes:

  • Sensor CMOS APS-C.
  • Resolución del sensor: 18 megapíxeles.
  • Procesador DIGIC 4+.
  • 9 puntos de enfoque.
  • Sensibilidad ISO: 100 – 6.400 (forzado, hasta 12.800).
  • Visor tipo pentaespejo que abarca el 95% de la escena.
  • Disparos en ráfaga: 3 fps.
  • Pantalla LCD de 3 pulgadas y 920.000 píxeles.
  • Grabación de vídeo: 1080p a 30, 25 ó 24 fps.
  • Conexiones Wi-Fi y NFC.
  • Peso: 485 gr.
  • Año de comercialización: 2016.

Canon EOS 1300D – Análisis

Después de conocer estos datos, toca hacer una review de la Canon EOS 1300D profundizando en los aspectos más importantes de la cámara.

Comenzamos con el sensor que, como hemos visto, es un CMOS APS-C de 18 megapíxeles efectivos de resolución. Se trata de un modelo muy habitual en el mercado y que ha demostrado de sobras sus aptitudes para conseguir imágenes de gran calidad. Eso sí, conviene recordar que no es un sensor de formato completo, sino uno un poco más pequeño (concretamente, de 22,3 x 14,9 mm), por lo que, para saber la longitud focal del objetivo que utilicemos, habrá que multiplicar por 1,6 la longitud focal indicada en la lente (por ejemplo, un objetivo de 50 mm utilizado en la Canon 1300D sería realmente el equivalente a un 80 mm).

Su procesador, el DIGIC 4+, supone una de las principales novedades de esta cámara con respecto a su predecesora, la Canon EOS 1200D, y es el artífice del aumento del número de disparos en ráfaga en formato JPEG, que sube de las 69 fotos en serie de la EOS 1200D hasta las 1.110 fotos en serie de este modelo (a una cadencia de 3 imágenes por segundo). En formato RAW, la serie máxima se mantiene en 6 instantáneas.

El sistema de enfoque de 9 puntos es de lo más solvente, y muy similar al visto en la Canon EOS 700D, por lo que su eficacia está más que contrastada (sin olvidarnos de que se trata de una cámara réflex para principiantes y no para profesionales).

Su rango de sensibilidad ISO, pese a ser más modesto que el que ofrecen otras cámaras más sofisticadas, ofrece un rendimiento más que suficiente para poder realizar fotografías con muy poca luz y conseguir buenos resultados. Además, el tratamiento del ruido con ISO alto está muy conseguido para ser una cámara tan barata.

El visor óptico de la Canon EOS 1300D no abarca la totalidad de la escena que se va a fotografiar, pero se queda muy cerca (el 95%). El que sí ofrece una cobertura del 100% de la escena es el visor digital o monitor LCD que, además, gracias a su respetable tamaño (3 pulgadas ó 7,5 cm), a su ángulo de visión de 170º, a su resolución de 920.000 píxeles y a su ajuste de luminosidad de 7 niveles, ofrece un visionado óptimo a la hora de hacer las fotos, revisar las imágenes o navegar por los menús de la cámara.

La grabación de vídeo Full HD (1080p) a 30, 25 ó 24 imágenes por segundo será un añadido más que interesante para el usuario, pues los resultados obtenidos con la cámara poco o nada tienen que envidiar a los de las cámaras profesionales. Aunque hay que señalar que los vídeos están limitados a 30 minutos de duración y 4 GB de tamaño de archivo (si se quiere seguir grabando, hay que comenzar un nuevo archivo).

La inclusión de conexiones Wi-Fi y NFC es una de las grandes bazas de la Canon 1300D y que delata el segmento de público al que va dirigida está cámara: un usuario joven, aficionado a la fotografía y que hace un uso constante de las redes sociales para compartir imágenes con sus contactos. Y es ahí donde las conexiones inalámbricas de la EOS 1300D entran en juego, permitiendo la transferencia de las fotos desde la cámara hasta otros dispositivos móviles en cuestión de segundos.

Su peso liviano (tan solo 485 gramos) y su diseño compacto (129,0 x 101,3 x 77,6 mm) hacen de la 1300D una cámara verdaderamente manejable, que no nos costará llevar con nosotros cada vez que salgamos de casa, ya sea en viajes y excursiones o en simples paseos por nuestra ciudad.

La usabilidad de la cámara también se ve potenciada gracias a la guía de funciones que incluye, así como a los distintos modos de disparo, filtros creativos y estilos de imagen que harán que cualquier usuario, sin importar su nivel de experiencia, consiga excelentes resultados.

https://www.youtube.com/watch?v=Z_dVWYc0n7E

 

Canon 1300D – Opiniones

Después de repasar los principales reclamos de este modelo, llega el momento del veredicto, de saber cuáles son nuestras opiniones sobre la Canon EOS 1300D. ¡Vamos con ello!

Lo primero que debemos tener claro es el perfil del usuario que está interesado en esta cámara. Si se trata de un fotógrafo experimentado o incluso profesional, es más que probable que encuentre demasiadas limitaciones en la EOS 1300D, y lo recomendable sería decantarse por un modelo más avanzado. Si, por el contrario, se trata de un aficionado a la fotografía, con poca experiencia, y que quiere dar sus primeros pasos en la fotografía réflex en modo manual y sin invertir mucho dinero, esta es LA CÁMARA PERFECTA.

Así, con mayúsculas. Y es que, a día de hoy, no creemos que encuentres cámaras réflex nuevas con un precio tan atractivo y unas prestaciones tan notables como las que ofrece esta pequeña máquina de Canon.

Si te interesa la fotografía, ya sea como afición o, simplemente, para compartir imágenes de tu vida en las redes sociales, y la cámara de tu teléfono móvil se te queda pequeña, no dudes en comprar una Canon EOS 1300D. Es la cámara perfecta para ti, pues con ella conseguirás imágenes de una calidad muy superior a la que obtendrías con cualquer smartphone y, además, sus distintos modos de disparo (en especial, el manual) te ayudarán a potenciar tu creatividad y tus dotes como fotógrafo.

Y, perdona que insistamos, pero no te olvides de su precio. ¿Una cámara réflex por menos de 400 euros? ¿Dónde hay que firmar?

Comprar Canon EOS 1300D en Amazon

Si nuestras ganas de tener una réflex y el atractivo precio de este modelo terminan por convencernos, tenemos una cita obligada con el portal de venta online más famoso de la Red. Exacto, hablamos de comprar la Canon 1300D en Amazon, pues se trata de la tienda con mayor stock de productos, con el mejor índice de confiabilidad y con los precios más atractivos de todo Internet.

Realizando una búsqueda de la Canon EOS 1300D en Amazon, vemos que tenemos varias opciones para elegir, desde diferentes colores (negro o gris metalizado) hasta la posibilidad de elegir si queremos adquirir la Canon EOS 1300D + Objetivo o la Canon EOS 1300D (solo cuerpo).

Bajo estas líneas, te adjuntamos algunos de los packs más interesantes que se pueden encontrar de la EOS 1300D en la conocida tienda online:

Canon 1300D de Segunda Mano

Y si hablamos de comprar la Canon EOS 1300D por Internet, otra opción que podemos contemplar es la del mercado de segunda mano, pues esta práctica es muy habitual en el mundillo de la fotografía y puede permitirnos ahorrar una significativa cantidad de dinero.

Si echamos una ojeada a la sección de productos reacondicionados de Amazon, veremos que tienen varios modelos de la Canon EOS 1300D de segunda mano, y si nos fijamos en sus precios ¡sorpresa! Está disponible la Canon 1300D por menos de 300 euros ¡y con el objetivo 18-55 mm incluido!

Canon EOS 1300D – Comentarios

Finalmente, si necesitamos un pequeño empujoncito más para decidir si compramos o no esta cámara, lo que podemos hacer es consultar las valoraciones realizadas por otros usuarios que ya hayan adquirido y utilizado este modelo, así nos brindarán la información que necesitamos para resolver nuestras dudas de última hora.

Y para ello, una vez más, podemos recurrir a Amazon, y consultar las opiniones de la Canon EOS 1300D que han publicado sus compradores (puedes verlas en el anterior enlace).

Como referencia, te diremos que, en el momento de escribir este análisis de la Canon 1300D, la cámara cuenta con nada menos que un 76% de usuarios que, después de comprar y probar la cámara, le han otorgado 5 estrellas (o lo que es lo mismo, la máxima puntuación posible). Una señal inconfundible de que estamos ante un gran producto y que, como hemos repetido varias veces a lo largo de esta reseña, es la mejor y más económica opción para conseguir nuestra primera cámara de fotos réflex.

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

Deja una respuesta