5 Tipos de Objetivos que Debes Conocer
5 TIPOS DE OBJETIVOS QUE DEBES CONOCER

5 Tipos de Objetivos que Debes Conocer

Ya que nos hemos comprado una cámara de lentes intercambiables, lo lógico será que aprovechemos esa posibilidad y ampliemos nuestro equipo fotográfico con nuevos objetivos que nos permitan dar rienda suelta a nuestra creatividad.

Pero en el mercado hay muchos tipos de lentes fotográficos, con distintas características y distancias focales, por lo que, si no tenemos mucha experiencia en este mundillo, puede que nos resulte complicado acertar al comprar objetivos para la cámara.

Cómo Elegir Objetivo Fotográfico

Escoger un objetivo para tu cámara al azar, como quien elige una carta cuando le están haciendo un truco de magia, no es una buena idea. Y es que cada tipo de objetivo va asociado a un estilo de fotografía, o cuenta con características únicas dirigidas a situaciones concretas pero que suponen limitaciones para otras situaciones diferentes. Así que, si te estás planteando comprar un objetivo nuevo, conviene que tengas en cuenta los siguientes factores:

  • Tipo de fotografía que quieres realizar: paisajes, retratos, insectos… Existen objetivos especializados para muchos tipos de fotografías diferentes, así que aseguráte de elegir uno que sepas que vas a usar con asiduidad.
  • Compatibilidad con la cámara: no todos los objetivos sirven para todas las cámaras. Por tanto, antes de pasar por caja, cerciórate de que el modelo elegido es compatible con tu cámara de fotos.
  • Marca: el fabricante suele ser un buen indicativo de la calidad de los objetivos, y firmas como Tamron o Sigman son grandes referentes del sector. Apostar por la misma marca que tu cámara (por ejemplo Nikon, Canon, etc.) también es buena idea ya que te asegura una mayor compatibilidad.
  • Tamaño y peso: algunos objetivos son realmente voluminosos y pesados. Valora si estás dispuesto a cargar con ello en tus escapadas fotográficas, porque sería una pena que, después de la inversión, dejases el objetivo nuevo en casa porque es demasiado pesado.
  • Precio: en el mundo de la fotografía, la calidad y los precios van de la mano. Si buscas un objetivo con muy buenas prestaciones, ten por seguro que no será un objetivo barato. Por el contrario, si un objetivo te parece demasiado económico, desconfía, porque seguro que su calidad deja mucho que desear. Lo ideal será llegar a un buen compromiso entre buena calidad y buenos precios.

5 Objetivos Fotográficos Básicos

En esta sección, te presentaremos 5 tipos de objetivos que todo fotógrafo debería conocer -y probar- para descubrir las interesantes posibilidades que ofrecen. No son todos los tipos de objetivos que existen, pues hay otras variedades para usos muy específicos (como los objetivos ojo de pez o los objetivos descentrables), pero sí los recomendables para el aficionado a la fotografía. Vamos a conocerlos:

Objetivos de Focal Fija

¿Cuáles son los objetivos de focal fija? Son aquellos que no tienen zoom, es decir, que no ofrecen un rango de distancias focales (como por ejemplo, el objetivo kit que venía en nuestra cámara, que dispone de un rango de 18-55mm), y que por lo tanto solo ofrecen una única distancia focal.

Esta «limitación» presenta un par de desventajas: por un lado, no dispondremos de la versatilidad de los objetivos que disponen de zoom y, por otro lado, si queremos que nuestro encuadre esté más cercano o más alejado del objeto o sujeto que vamos a fotografiar, nos tocará a nosotros movernos hacia adelante o hacia atrás para conseguirlo.

Afortunadamente, los PROS de los objetivos de focal fija superan ampliamente los CONTRAS:

  • Son objetivos muy luminosos: los objetivos de focal fija presentan aperturas de diafragma muy amplias, lo que se traduce en una mayor cantidad de luz que pasa al sensor. Y todos sabemos de la importancia de la luz en la fotografía…
    Gracias a que son objetivos luminosos, los de focal fija ofrecen un rendimiento excelente en condiciones de baja luz ambiental (ideal para fotografía nocturna o de interiores). Pero es que, además, gracias a aperturas de diafragma tan generosas como por ejemplo f/1.4 o f/1.8, también consiguen reducir drásticamente la profundidad de campo, permitiendo fotos en las que el sujeto principal está increíblemente nítido, mientras que se logra un atractivo efecto de desenfoque o bokeh en el fondo (esto los hace ideales como objetivos para retratos).
  • Mayor calidad de imagen: los objetivos de tipo zoom deben ofrecer un rendimiento aceptable en todo el recorrido de distancias focales que ofrece dicho zoom. Sin embargo, los de focal fija, al contar con una única distancia focal operativa, están fabricados para especializarse en ofrecer un rendimiento espectacular en esa distancia focal concreta, por lo que la calidad y la nitidez de las imágenes son muy superiores a las que se obtienen de los objetivos zoom.
  • Son objetivos más baratos: al contar con una única distancia focal fija, son objetivos más simples y con un menor número de componentes internos. Ello hace que sean objetivos económicos y, por tanto, muy atractivos para el usuario.

De entre todos los objetivos de focal fija, destacan el 50mm f/1.4, el 50mm f/1.8 y el 35mm f/1.8. Si obligásemos a los fotógrafos del mundo a escoger un único objetivo para utilizar durante el resto de sus vidas, el 99,9% de ellos elegirían uno de estos 3 objetivos de focal fija. Si tú todavía no los has probado, te aconsejamos que lo hagas cuanto antes. Te enamorarás de las fotos que se pueden hacer con ellos.

Objetivos Gran Angular

La fotografía de paisajes figura entre las más populares entre los aficionados. Y para obtener los mejores resultados en esta disciplina, contar con un ángulo de visión generoso es fundamental. Y ahí es donde entran en juego los objetivos gran angular.

¿Qué es un objetivo gran angular? Pues justamente eso: un objetivo que ofrece un gran ángulo de visión, gracias al uso de distancias focales muy cortas como, por ejemplo, 10mm, 16mm, 18mm, etc.

A la hora de tomar la foto, estas distancias focales cortas se traducen en imágenes que abarcan una enorme porción de la escena que se tiene delante de la cámara, algo muy apreciado cuando vamos a inmortalizar un hermoso paisaje y queremos captar la mayor parte posible del mismo, cuando queremos captar el techo completo de una catedral o cuando nos situamos a los pies de un rascacielos y queremos que aparezca al completo en la foto.

El único punto negativo que podríamos achacarle a los objetivos gran angular es que, en las distancias focales más cortas, pueden crear una leve distorsión en las imágenes (especialmente en los bordes), haciéndolas algo «abombadas». Por suerte, se trata de un mal menor que se puede corregir fácilmente con cualquiera de los principales programas de edición fotográfica del mercado.

Si lo tuyo es la fotografía de paisajes (ya sean naturales o urbanos), no dudes en comprar objetivos gran angular como estos que te mostramos:

Teleobjetivos

Para aquellos que no quieran que se les escape nada en la foto, ni siquiera los objetos y sujetos más alejados, estan los teleobjetivos.

¿Y qué es un teleobjetivo? Pues es aquel objetivo que cuenta con un gran alcance en lo que a distancia focal se refiere. Para hacernos una mejor idea, si el objetivo kit que venía al comprar nuestra cámara era un 18-55mm, un teleobjetivo podría ser aquel cuya distancia focal sobrepase los 100mm. Un 55-200mm, un 75-300mm, un 150-600mm, etc.

Estas distancias focales tan largas son propensas a sufrir trepidaciones (pequeños movimientos involuntarios que hacemos al sostener la cámara o al disparar que dan como resultado fotos movidas), por lo que resultará fundamental escoger teleobjetivos con estabilizador de imagen o hacer uso de nuestro inseparable trípode para obtener fotos perfectamente nítidas y enfocadas.

¿Y para qué sirven los teleobjetivos? Sus usos en fotografía son muy variados, desde la fotografía de animales (especialmente, aves), hasta la fotografía de deportes. Y si tienes vocación de paparazzo, con un teleobjetivo podrás «cazar» en fotos espontáneas a la gente por la calle sin que se percaten (los clásicos «robados»).

Objetivos Todoterreno

Esta denominación tan descriptiva hace referencia a aquellos objetivos que, gracias a ofrecer un rango de distancias focales que abarca desde las más angulares hasta las propias de los telobjetivos, brindan una gran versatilidad al fotógrafo, permitiéndole hacer fotos que requieran un gran ángulo de visión y de sujetos que se encuentren muy alejados.

Es esta versatilidad la que hace que los objetivos todoterreno sean la elección habitual para aquellos usuarios que no quieran invertir en numerosos objetivos y prefieran la comodidad de un único lente que les permita abarcar casi todas las situaciones posibles (aunque ello implique un menor nivel de especialización y, por tanto, una calidad menor).

Se trata de una opción muy recomendable como objetivos para viajes, ya que nos permitirán trabajar con una amplia variedad de distancias focales, sin tener que cargar con un pesado equipo compuesto por varios objetivos.

Objetivos Macro

Si lo tuyo es capturar hasta el más mínimo detalle de flores e insectos, o buscas poder enfocar a distancias extremadamente cortas, los objetivos macro serán tu mejor apuesta.

Y es que los objetivos macro ofrecen una relación de aspecto (o escala) muy superior a la que poseen el resto de objetivos, lo que se traduce en un nivel de aumento muy significativo de aquello que estemos fotografiando. Se dice que los objetivos macro deben tener, como mínimo, una relación de aspecto de 1:1, lo que significa que un objeto fotografiado ocupará el mismo tamaño en el sensor que en la realidad, consiguiendo que se vea con todo lujo de detalles en la foto. Los objetivos más «potentes», alcanzan relaciones de aspecto incluso mayores.

Muchos de los objetivos macro del mercado presentan una apertura del diafragma muy generosa, en torno a f/2.8, lo que significa que la profundidad de campo es bastante reducida. Ello nos permitirá obtener atractivos efectos de fondos desenfocados al mismo tiempo que mantenemos al sujeto principal perfectamente nítido.

Los objetivos macro con estabilizador de imagen pueden ser los más efectivos, ya que, como hemos dicho, trabajaremos a menudo con profundidades de campo reducidas. Eso sí, la presencia del estabilizador de imagen puede disparar los precios de un objetivo macro.

Y hasta aquí nuestro repaso de los principales tipos de objetivos. ¿Cuál será tu próxima adquisición? Para escoger con acierto, básate en el tipo de fotografía que más te gusta o que realizas con más asiduidad:

  • Los objetivos de focal fija para conseguir retratos alucinantes.
  • Los objetivos gran angular para captar todo el atractivo de tus paisajes preferidos.
  • Los teleobjetivos para fotografía de aves (y animales en general) y de deportes.
  • Los objetivos todoterreno para cargar con poco equipo en tus viajes fotográficos.
  • Y los objetivos macro si quieres descubrir hasta los detalles más insignificantes de insectos, flores y otros objetos pequeños.

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

Deja una respuesta